Al volante del nuevo BMW M5

Need for Speed Payback

No hace falta decir lo mucho que le apasionan los coches al equipo de Need for Speed, así que cuando tuvimos la oportunidad de trabajar con BMW en la presentación mundial del nuevo BMW, no la desaprovechamos.

Podrás conducir primero el BMW M5 en Need for Speed Payback. ¿Qué te puedes esperar? Con 600 cv de serie, tiene potencia por un tubo bajo el capó y las prestaciones necesarias para mantenerte a la altura de cualquier evento. 

¿Estás planteándote añadir el BMW M5 a tu garaje en Need for Speed Payback? Vayamos paso por paso. Primero tendrás que decidir qué clase quieres. El BMW M5 es muy versátil y puede convertirse en una de las siguientes clases: Carrera, Aceleración, Derrape y Escape.

El BMW M5 surge de la fusión entre el concepto tradicional que se vio por primera vez en 1984 y el BMW M5 original, así que estamos muy orgullosos de que Need for Speed forme parte de su historia.

La presentación del BMW M5 es el siguiente paso en nuestra colaboración duradera con BMW, tras la presentación del BMW M2 en 2015. Tanto el BMW M2 como el BMW M5 aparecerán en Need for Speed Payback y tenemos muchas ganas de verlos por las calles del valle Fortune a finales de este año.