Los peculiares instrumentos que se utilizaron para tocar la música de Battlefield 1

Hoy conocemos a Johan Söderqvist y a Patrik Andrén, los dos compositores de la música de Battlefield 1.

A puerta cerrada

La partitura de Battlefield 1 es épica y emotiva, está repleta de sonidos inéditos. Hoy conocemos a Johan Söderqvist y a Patrik Andrén, los dos compositores responsables de un sonido fascinante. Además, descubriremos los peculiares instrumentos que se utilizaron en la creación de la banda sonora del juego.

 

Johan y Patrik probaron un montón de instrumentos para crear sus propias bibliotecas de sonido y aportar una enorme riqueza sonora a la música de Battlefield 1. Algunos sonidos (y también algunos instrumentos) resultaron más interesantes que otros.

"Se superponen capas y capas de sonidos insólitos", comenta Söderqvist. "El comienzo ya resulta extraño y cada vez lo es más. Se trata de un proceso creativo y, en un momento dado, además escribes una canción, o una melodía, o una pieza orquestal, pero va todo acompañado de una buena dosis de locura".

Crear un sonido así requiere muchísima dedicación. Johan y Patrik viajaron hasta Eslovaquia para grabar efectos y sonidos orquestales con su orquestador, Vladimir Martinka. Los músicos improvisaron en una línea muy tenebrosa y experimental. El resultado fueron ocho horas de un sonido incomparable que, posteriormente, se podrían incorporar a la música.

Desde aquellas sesiones maratonianas de grabación hasta formar parte del juego, estos son algunos de los instrumentos más peculiares que se emplearon en la música de Battlefield 1.

Bohak

El bohak se fabricó en Hungría en la década de 1960. Fue un instrumento que se quedó solamente en prototipo. Johan lo encontró en una discreta tienda holandesa hace más de 15 años y lo ha tenido desde entonces en un rincón de su estudio. Cuando Patrik visitó el estudio, lo redescubrieron y se pusieron a tocarlo. Se dieron cuenta de que tenía un sonido granuloso con mitológicas explosiones lúgubres; era perfecto para Battlefield 1 In the Name of the Tsar.

El bohak inspiró algunos de los sonidos mitológicos del segundo pack de expansión de Battlefield 1.

Armazón de piano

El dúo creó sonidos irrepetibles con un viejo armazón de piano sin teclas. Johan tardó más de una década en encontrar uno, todos le decían que jamás lo haría, porque no habría nadie tan loco como pare vender uno. Para su sorpresa, encontró uno a la venta, que resultó ser un Steinway, de los mejores. El propietario había intentado sustituir la madera del Steinway americano por madera Steinway alemana, pero no funcionó, al ser un instrumento sólido.

Así que lo dejó acumular polvo en el trastero durante 15 años. Johan se lo compró por una cantidad irrisoria. De hecho, el sonido que produce el armazón no se asemeja en nada al de un piano, pero es una máquina de creación de sonidos fantástica.

El dúo se ha dedicado a aporrearlo sin parar para sacarle nuevos sonidos. Le tiran cosas, lo arañan, lo golpean con martillos, todo para producir sonidos únicos, caóticos. Si prestas atención, puedes detectarlo de fondo en la música de Battlefield 1.

Golpear el armazón de piano con una maza suave en las cuerdas más graves produce sonidos extremadamente graves, subsónicos. Se le pueden arrancar sonidos verdaderamente agudos al usar mazas duras en las cuerdas más agudas.

Flauta de sauce grave

La flauta de sauce grave es una flauta armónica que se puede utilizar para grabar sonidos graves, respiraciones, vientos, así como enérgicas explosiones que asemejan gritos. El uso de estas texturas resulta muy interesante. Estas flautas son enormes, miden hasta tres metros, y tienen múltiples tubos.

Bombos Gran Cassa

Los Gran Cassa son los bombos orquestales disponibles de mayor tamaño. Johan y Patrik realizaron con ellos un par de sesiones de grabación para completar su biblioteca con todo tipo de ritmos y sonidos de percusión. Grabaron a un grupo de percusionistas en distintas alineaciones de bombos y metales.

Patrik y los percusionistas, preparados para una larga jornada de grabación.

Waterphone grave

Se trata de un instrumento de aspecto peculiar, consta de un recipiente de acero inoxidable con varillas de bronce de distintas longitudes situadas por todo el borde. El fondo de la base contiene agua y las varillas se tocan con un arco de violín. Produce un sonido que puede resultar terrorífico, da miedo. Hay otra manera de tocarlo que hace que no resulte espeluznante, sino más bien metálico, gélido. A pesar de todas sus posibilidades, el waterphone puede ser muy complicado de grabar, ya que es imposible controlar hacia dónde irá el sonido. Eso es, no obstante, lo mejor de este instrumento.

Johan toca el waterphone grave con un arco. Fotografía de Jeanette Hägglund

Cristal Baschet

El cristal Baschet es un instrumento de cristal precioso, apenas hay algunas unidades en todo el mundo. Johan es el afortunado dueño de una de ellas. El fabricante francés del instrumento les enseñó a él y a su hijo a tocarlo rozando las varillas de cristal con las yemas de los dedos humedecidas en agua. La fricción que se crea produce un sonido extraño, sobrecogedor, pero, a la vez, hermoso.

En los primeros acordes al comienzo de la banda sonora de Battlefield 1 In the Name of the Tsar se escucha el cristal Baschet, golpes con mazas de goma sobre el gran escudo frontal, en vez de las varillas de cristal. Al tocar el escudo se producen sonidos muy particulares que rápidamente definen las líneas generales de la banda sonora y nos transportan a otro mundo. Resulta, además de hermoso, desconcertante y fascinante.

Se tardan años en dominar la técnica del cristal Baschet

Trompeta tibetana

Se utilizó una trompeta tibetana en el segundo pack de expansión. Se trata de una trompeta muy larga que produce notas sostenidas de tonalidad grave, mitológica.

Escucha la banda sonora de Battlefield 1 In the Name of the Tsar, se pueden apreciar muchos de estos instrumentos en los primeros 10 segundos.

Hicieron falta muchos instrumentos y muchas ideas para crear la música de Battlefield 1.

Johan y Patrik querían darle a la música un toque metálico, pero, a la vez, incorporar sonidos primitivos. Fango, oscuridad, caos: tenían todo eso en mente. Habría sido muy complicado transmitir sensaciones mitológicas, primitivas, con sonidos sintéticos, por eso experimentaron con sus propios sonidos. A medida que la banda sonora iba cobrando forma, también lo hacían la experimentación musical y el proceso de composición.

"Mientras grabábamos los distintos instrumentos y efectos orquestales, seguíamos componiendo música y, cuando tuvimos los sonidos y efectos, disponíamos de una gama de colores más amplia con la que jugar", cuenta Söderqvist. "Esta metodología de trabajo nos permite dar muchos más matices. Si solo utilizáramos sintetizadores o instrumentos comerciales, la variedad de matices sería mucho más pobre".

Para los compositores era importante que el sonido de Battlefield 1 resultara auténtico. No querían que pareciera artificial, querían que fuera real, granuloso.

"Es mejor crear tus propios sonidos, porque puedes hacer con ellos lo que te dé la gana", sentencia Andrén. "Básicamente, empezamos uniendo una nueva secuencia musical a una nueva escena aporreando el armazón de piano, o el bohak, o cualquier otro instrumento peculiar. Así se abren los sentidos y es más fácil inspirarte para componer".

 


No os perdáis nada de EA: leed nuestro blog y seguidnos en Twitter y en Facebook.

NOTICIAS RELACIONADAS

Los secretos a puerta cerrada - El diseño de Fe

Electronic Arts Inc.
15-dic-2017

A puerta cerrada: Los Sims 4 Día de Colada Pack de Accesorios

Electronic Arts Inc.
11-dic-2017

A puerta cerrada: La fascinante partitura de Battlefield 1

Electronic Arts Inc.
08-dic-2017
A puerta cerrada: La fascinante partitura de Battlefield 1