Battlefield V FIFA 19 Madden NFL 19 Los Sims Anthem Página de inicio de Electronic Arts Página de inicio de Electronic Arts

Suscríbete y ahorra

Unirse a EA Access Unirse a Origin Access

Presentación de Project Atlas

La visión del futuro de los videojuegos en la nube

29 de octubre de 2018

Ken Moss, director de tecnología de Electronic Arts

 

Tengo el mejor trabajo del mundo. De pequeño pasaba todo el tiempo libre en los recreativos de mi barrio, donde me dejaba la paga. En ellos también conocí a un fantástico grupo de amigos. A los 13 programé mi primer videojuego. A los 15 vendí mi primer juego en una cinta para la Commodore 64. Hace cuatro años me uní a Electronic Arts en calidad de director de tecnología y desde hace dos años soy el responsable de nuestro motor Frostbite. Mi trabajo consiste en crear la tecnología detrás de los juegos que hacen felices a 2.600 millones de personas en el mundo. Me gustaría compartir lo que hemos estado haciendo para cambiar cómo se crearán los juegos en el futuro.

Nuestro sector ha avanzado mucho desde mi niñez. Pero si miramos hacia los próximos años, estoy convencido de que en el horizonte nos esperan los cambios más importantes hasta la fecha.

En EA imaginamos un futuro en el que los juegos van más allá de las experiencias de inmersión de las que los jugadores disfrutan en la actualidad. Unos juegos con unos mundos vivos que evolucionan constantemente. Jugarás un día y al volver al siguiente, todo habrá cambiado por las aportaciones de otros jugadores, la IA e incluso el mundo real. Estas nuevas experiencias conllevarán unas profundas y significativas interacciones sociales. Las partidas que juguéis, los personajes que creéis y las experiencias que viváis juntos sentarán las bases de unas amistades que se extenderán por todo el mundo. Creo que en el futuro la forma de entretenimiento más emocionante serán los juegos y se podrán disfrutar con los amigos en cualquier momento, lugar y dispositivo.

Hasta ahora, no todo lo que describo ha sido posible. Nos encontramos en un punto de inflexión en el que aparecen factores disruptivos tecnológicos complementarios. El sector ha visto avances tecnológicos notables en la IA, la nube, la computación distribuida, las funciones sociales y los motores. Sin embargo, dado que estas tecnologías han evolucionado por separado, ha sido complicado conceptualizar lo que podemos conseguir al unirlas. Pero esto va a cambiar. Cuando los factores disruptivos tecnológicos se unan de forma complementaria, ofrecerán un mundo de posibilidades a los creadores de los juegos.

Me gustaría compartir información sobre lo que estamos haciendo para unir algunas de las tecnologías más transformadoras en una plataforma de desarrollo de juegos integrada "motor + servicios". Una plataforma diseñada para aprovechar el enorme poder de la informática en la nube y la inteligencia artificial y ofrecerla a los creadores en una experiencia única, sencilla y potente.

Se llama Project Atlas y creemos tanto en él que tenemos a más de 1000 empleados de EA trabajando a diario. Además, docenas de estudios de todo el mundo aportan sus innovaciones y prioridades y ya utilizan muchos de sus componentes.

Un futuro en la nube

Empecemos por un rápido repaso del actual proceso de desarrollo de juegos. Desde el punto de vista tecnológico, la creación de un juego consta de dos componentes principales.

  • Por un lado, el motor del juego controla las partes "fundamentales", como el renderizado, la lógica del juego, la física, la animación, el audio y es una cadena de herramientas para crear el juego.
  • Por otro, un amplio conjunto de servicios, como la autenticación e identidad segura de los jugadores, los logros y matchmaking de jugadores y las comunicaciones sociales con amigos que dan vida al juego, todo esto respaldado por la gestión de datos comunes y el hospedaje de servicios y juegos.

Vamos a hablar primero de los motores de juego. Solo unos cuantos motores de juego se pueden utilizar a escala global. En este pequeño grupo se encuentra el motor Frostbite de EA, la tecnología detrás de algunos de nuestros juegos más populares, complejos y exigentes, como Battlefield, FIFA, Madden, Dragon Age, Need for Speed y de un increíble juego de mundo dinámico llamado Anthem. Los juegos con inmersión siempre han sido populares, como también lo han sido los creadores que recrean nuestro mundo de formas interesantes. Un motor de juego es básicamente la caja de herramientas del creador. Durante siglos, los artistas han explorado la representación de luces, colores y vida en el mundo físico. En el siglo pasado, el hiperrealismo surgió como género de pintura y escultura. Su objetivo era representar con exactitud la vida tal como se capturaba en las fotografías a color de mayor resolución del momento. En el mismo periodo, surgió el arte de representar con precisión el movimiento, a medida que una nueva clase de artistas denominados animadores comenzaban a estudiar y modelar el movimiento de personas, animales, hierba mecida por el viento y otros elementos de la vida. Desde que la revolución informática llevó al desarrollo de PC y consolas de juego, los artistas de los videojuegos se aproximan cada vez más al hiperrealismo y a una animación de mayor precisión física... Y todo en servicio de la diversión.

Para que los desarrolladores de juegos ofrezcan unas experiencias realistas y divertidas, EA desarrolla tecnologías avanzadas en el motor de juego Frostbite para:

  • Renderizar escenas que modelen con mayor precisión las propiedades físicas de las fuentes de luz y sus interacciones con distintos tipos de materiales.
  • Aplicar una combinación de física modelada inteligentemente junto con técnicas de animación avanzadas para representar con mayor exactitud el movimiento, como las colisiones y la destrucción de distintos tipos de objetos y conseguir que los personajes y los fluidos se muevan con naturalidad en entornos complejos.
  • Utilizar fotogrametría 3D avanzada, macrodatos, visión artificial e inteligencia artificial para sintetizar por procedimientos paisajes con un aspecto increíblemente natural que mantengan la calidad de la imagen con cualquier tamaño y resolución.
  • Ofrecer innovaciones en los campos del audio y la cinemática y en la aplicación rigurosa de la informática avanzada para mejorar las experiencias.

Durante mucho tiempo, el desarrollo de motores de juego tenía como objetivo mejorar los elementos visuales. En la actualidad, desarrolladores y jugadores saben que también se destina a mejorar las experiencias de juego y que los elementos visuales son solo un componente.

Esto nos lleva al segundo y más reciente componente del desarrollo de juegos: los servicios de juego online que posibilitan unas experiencias conectadas entre los jugadores y el contenido. Hemos creado nuevas funcionalidades que avanzan nuestra forma de pensar en los servicios que envuelven al juego. El sector atraviesa una nueva era de conectividad y, como cabía esperar, los jugadores piden un entretenimiento más personalizado, decidir cómo y dónde consumirlo y disponer de más oportunidades para interactuar colaborativamente con el contenido. Los servicios de juego evolucionan para llevar estas experiencias a más juegos y dispositivos, lo que crea nuevas y emocionantes oportunidades para el juego social.

Por esta razón, en los últimos años, EA ha realizado unas enormes inversiones en una nueva generación de servicios de juego online. Para que los desarrolladores de juego puedan crear, implementar y gestionar con facilidad estas experiencias de juego conectadas, necesitan funcionalidades como las siguientes:

  • Funcionalidades sociales exhaustivas, desde estructuras como amigos y grupos a relaciones y grafos sociales, así como las comunicaciones entre ellos.
  • La capacidad de capturar, crear, compartir, evaluar y descubrir contenido de los usuarios y entre ellos.
  • Experiencias de juego y matchmaking adaptadas a las preferencias de cada jugador para una personalización sin precedentes en la que también se protejan los datos y se respete la privacidad.
  • Federación y creación de identidades, así como establecimiento de oportunidades cada vez mayores de conexión y juego en distintos dispositivos y ecosistemas.
  • Todas aprovechan los esquemas y sistemas de datos comunes para conseguir una mayor personalización, optimizada mediante la experimentación y con un conjunto cada vez mayor de situaciones con aprendizaje automático.

"Nube" es un término que se utiliza para describir una red global de servidores, que en el contexto de los juegos, se utilizan para almacenar y gestionar datos, así como para ejecutar los juegos y servicios relacionados. La nube no es una construcción física específica, sino un sistema distribuido y conectado que ayuda a suministrar servicios a la población mundial de jugadores. Cuando hablamos del juego en la nube, nos referimos a un juego que reside en un servidor de EA en lugar de en un PC o dispositivo móvil. Para abrir el juego es necesario instalar un cliente ligero que puede acceder a los servidores de EA en los que se ejecutan los juegos. Hemos desarrollado un software que utiliza la nube para procesar remotamente y transmitir éxitos de ventas multijugador en HD con la menor latencia posible. También ofrece aún más posibilidades de juego social dinámico y entre plataformas. Asimismo, estamos investigando los juegos en la nube para posibilitar una mayor personalización y con el tiempo crear un mundo lleno de contenidos generados por el usuario, lo que desdibujará la delgada línea que existe entre los diferenciados dominios de los motores y los servicios de juego. De hecho, la fusión de estos dominios que antes estaban diferenciados, junto con el paradigma de los juegos en la nube, es el impulsor principal de la plataforma unificada de la nueva generación de EA.

IA para una mayor creatividad

Hasta ahora hemos hablado de funciones que ofrecen innovación por sí mismas. Pero resulta especialmente emocionante ver cuánto podemos avanzar con una tecnología que el sector está empezando a utilizar: la inteligencia artificial. Cuando la IA esté disponible de forma generalizada, los desarrolladores la utilizarán para optimizar casi todos los elementos del juego, desde distribuir los recursos en un juego de acción online a poblar y evolucionar extensos mundos virtuales con intervención manual mínima y permitir una enorme personalización de los agentes del juego a escala.

El uso de la IA y el aprendizaje automático también proporcionará a los creadores la capacidad de crear interacciones en el juego con personajes no jugables o PNJ de forma que no se puedan distinguir de una interacción humana. Así, en lugar de una lógica guionizada y basada en patrones para el comportamiento de los PNJ, estos podrían relacionarse de forma dinámica, contextual y completamente creíble. Por ejemplo, imagina que juegas a Madden, acabas de realizar tu segunda intercepción del partido contra el mismo defensa Cover-2 que provocó el primer cambio. En lugar de que el comentarista diga simplemente que has realizado un bloqueo, la IA permite que el comentario contextual en tiempo real indique que vas a lanzar al lateral contra un defensa Cover-2 y que deberías haberlo hecho contra la zona débil por encima del centro hacia el tight end, que no estaba bloqueado. Esto llevaría el juego a un mayor nivel de realismo empírico y contextual. La IA trabaja con tu juego. Responde a tus necesidades como jugador.

La IA tiene otro uso importante: crear arte. Los ordenadores asistirán a los creadores en algunas de sus tareas artísticas. En la actualidad innovamos con la IA para componer y tocar música original de forma que sea relevante y personalizada para cada momento del juego. Imagina un mundo con una enorme y talentosa orquesta virtual detrás de cada juego, en el que cada canción nueva y única se compone en función de la escena a la que juegues. Cada entorno puede tener un tema musical, que se funde con los temas de los enemigos o aliados presentes. Asimismo, imagina que a medida que la acción se intensificase, el ritmo de la música se acelerase. La música es una de las mejores formas de evocar emociones, lo que aumenta aún más la sensación de inmersión en el juego. Existen otras formas de arte además de la música, incluido el comportamiento de los personajes e incluso la narración. Estoy deseando ver lo que harán fantásticos estudios como BioWare cuando sus legendarios escritores utilicen la IA para crear historias aún más ricas, únicas y personalizadas para el mundo en general.

Como ocurre con todas las funciones que hemos descrito, nuestra visión con la IA consiste en crear algo transparente, ininterrumpido y aditivo para el jugador, que no sea intrusivo ni desequilibre la experiencia. Los juegos deben ser divertidos y queremos proporcionar a los desarrolladores una herramienta para que utilicen la IA de forma adecuada en los contextos correctos para que la diversión sea lo más importante y el juego sea justo.

Una nueva plataforma

Vamos a integrar todas estas nuevas funcionalidades directamente en una revolucionaria plataforma de juego denominada Project Atlas. Project Atlas se ha diseñado para reunir los servicios de juego y el motor de juego Frostbite de EA, así como la inteligencia artificial y formar una nueva plataforma de desarrollo de juegos optimizada para un mundo habilitado para la nube. Será una plataforma completamente integrada, capaz de crear las experiencias sociales, escalables y masivas del futuro. Así, anteriormente, funciones como el hospedaje en la nube, el matchmaking, el mercado, los datos, la IA, los logros y los elementos sociales estaban separadas de las herramientas de desarrollo en el motor. Sin embargo, la plataforma Project Atlas permitirá implementar todos estos servicios de forma nativa en una solución unificada.

Esta es la convergencia que encontramos tan emocionante y liberadora. La distribución en la nube de servicios de motores liberará al motor de juego de las restricciones de procesamiento de los dispositivos informáticos individuales y abrirá nuevas posibilidades para una mayor personalización. Un mundo lleno de contenido generado por el usuario será posible con la mayor omnipresencia de la informática en la nube. Todas estas funcionalidades comienzan a tomar forma y desdibujan la línea que separa el motor y los servicios. Los mundos anteriormente diferenciados del motor y los servicios se funden y surge la necesidad de una plataforma unificada de nueva generación.

A continuación te indicamos algunas formas de ver Project Atlas en acción:

Potencia sencilla

En el sector ha habido unos cambios tecnológicos recientes increíbles, como por ejemplo:

  • Pasar de un rango dinámico estándar de baja resolución a un alto rango dinámico de ultra HD.
  • Pasar de una conectividad 4G y WiGig a 5G en el futuro.
  • Una enorme cantidad de innovaciones gráficas 3D en iluminación, texturizados y objetos de dibujo.
  • Macrodatos, entrenamiento de algoritmos de red neuronal del lado del servidor con inferencias del lado del cliente.

Todas estas tecnologías tienen el potencial de mejorar las experiencias de juego. Sin embargo, la paradoja reside en que con las mejoras de cada generación, el esfuerzo que conlleva la creación de los activos de juego necesarios para beneficiarse de estas innovaciones se encarece proporcionalmente. Sin una automatización significativa, es casi insostenible escalar más allá de los tamaños actuales del juego, ya que la demanda de coste y horas de trabajo de los creadores no se escala. Fijémonos, por ejemplo, en la demanda de un juego de acción y aventura de mundo abierto. Existe un requisito de densidad de recursos (número de montañas, árboles, enemigos y vehículos por bloque de terreno) para que el mundo sea interesante y los jugadores quieran explorarlo. Es común que en el punto máximo de desarrollo del juego más de cincuenta artistas se empleen a fondo, ya que los desarrolladores necesitan semanas, meses e incluso años para diseñar y crear a mano cada recurso. El intercambio conllevaba unos entornos del juego repetitivos, copiados y pegados que, aunque podían cubrir una gran extensión, eran impracticables y aburridos.

Con Project Atlas vamos a empezar a poner el poder de la IA en manos de los creativos. Por ejemplo, utilizamos datos de lídar de alta calidad sobre cadenas montañosas reales, pasamos estos datos por una red neural muy entrenada para crear algoritmos de construcción de terrenos y, a continuación, creamos un algoritmo que estará disponible en el cuadro de herramientas de desarrollo de la plataforma. Con esta generación de terrenos asistida por IA, los diseñadores podrán crear en segundos no solo una montaña, sino series de montañas y el entorno circundante con un aspecto completamente real. Pienso en el creador de juegos en ciernes que era con 15 años y me emociona lo que todo esto supone para desarrolladores de pequeño y gran tamaño. Y este es solo un ejemplo de las docenas e incluso centenas en los que se puede aplicar la tecnología avanzada para ayudar a equipos de juego de todos los tamaños a crecer para crear unos títulos más grandes y divertidos.

Escalabilidad infinita

Con Project Atlas trabajamos en la optimización de la distribución en la nube de servicios de motor para procesar el renderizado, la física y la simulación de un juego en lugar de restringirnos a las especificaciones de un dispositivo informático concreto del lado del cliente. Con Project Atlas, que es nativa en la nube, podemos superar las limitaciones de los sistemas individuales. Con anterioridad, la simulación o renderizado de la acción del juego se veían limitados por el rendimiento del procesamiento del PC o consola del jugador o utilizaban un solo servidor que interactuaba con el sistema. Al aprovechar el poder de la nube, los jugadores pueden obtener acceso a una red de numerosos servidores dedicados a computar tareas complejas y trabajar en tándem con sus propios dispositivos para conseguir cosas como una destrucción hiperrealista en nuevos juegos en HD que sea idéntica a la vida real. Estamos trabajando para implementar este nivel de inmersión en el juego en todos los dispositivos.

La integración de redes distribuidas a nivel de renderizado indica una escalabilidad infinita desde la nube. En los títulos multijugador actuales, el rendimiento del juego se consigue al equilibrar las demandas de distintos recursos y restricciones de calidad: memoria, CPU, GPU, fidelidad, resolución y velocidad de fotogramas. En la actualidad, superar las distintas restricciones es posible hasta que unos 100 jugadores compiten al mismo tiempo en un mapa de unas docenas de kilómetros cuadrados. Sin embargo, la nube empieza a eliminar estas limitaciones. Miles de jugadores pueden competir en un solo mapa con una extensión de cientos o miles de kilómetros en una sesión de juego que podría durar días, semanas o años con la progresión y persistencia de campañas y estaciones realistas. Los límites técnicos se amplían exponencialmente y los diseñadores de juegos se pueden centrar en maximizar la diversión.

La ejecución del motor en la nube también supone que podemos desarrollar herramientas colaborativas fundamentales para el proceso de diseño. Anteriormente era más sencillo cuando solo un desarrollador trabajaba en un mapa para evitar una fusión complicada con los cambios de otro desarrollador. Pero con un diseño adecuado del motor, varios diseñadores podrían compartir el mapa y permitir la aplicación de actualizaciones simultáneas en un entorno creativo y de colaboración. Esto supone que, tanto si el equipo lo componen 500 personas como si lo hacen 5, ahora es posible escalar los juegos y crear experiencias de inmersión de formas inauditas.

Desdibujar la línea entre el juego y la creación

Los jugadores quieren tener más control creativo. Modding, transmisión, personalización, visualización... Creo que en el futuro no existirán plataformas de juego que no reciban con los brazos abiertos a jugadores que modifiquen, creen y compartan de formas significativas. Sin embargo, en la actualidad, las técnicas de modding de los juegos requieren conocimientos técnicos que con frecuencia rozan la piratería.

La plataforma de desarrollo del futuro alojará los procesos y flujos de trabajo del contenido del juego, por lo que nuestros jugadores podrán crear dentro los juegos y servicios con mayor facilidad y seguridad. Sueña, convierte tu visión en realidad y comparte tu creación con tus amigos o con todo el mundo. Incluso podrás promocionar tus ideas y visiones ante la comunidad. Para aprovechar este potencial, será necesario un motor con nube habilitada que integre servicios a la perfección. Necesitarás una versión accesible del juego y una base de datos de recursos a los que se pueda aplicar modding, así como un mercado común para compartir y evaluar las creaciones de los jugadores. Todo esto no existe, pero es en lo que estamos trabajando con Project Atlas.

Los jugadores y desarrolladores quieren crear. Y queremos ayudarlos. Al desdibujar la línea que separa a jugadores y productores de contenido, la experiencia de juego se democratizará.

Elección, seguridad y control

Nos espera un futuro emocionante, en el que cada vez más aprovecharemos el poder de la IA, la nube y los datos. Otra realidad en la que nos centramos más en esta era digital aumentada es la necesidad de garantizar que todos los juegos y experiencias sigan siendo divertidos, agradables y seguros. La experiencia de juego en red se rodea de servicios conectados, pero también requiere un mayor intercambio de datos e información. Por tanto, existe una necesidad absoluta de proteger la privacidad y los datos del jugador.

Esta es otra de las muchas formas en las que Project Atlas puede ayudar a los creadores de juegos. Cuando el motor y los servicios se desarrollaban y operaban por separado, los desarrolladores tenían que gestionar y proteger distintos procesos de datos. Con la plataforma unificada de Project Atlas, los creadores de juegos podrán implementar medidas de seguridad, incluidos certificados SSL, configuración, cifrado adecuado de datos y parches para evitar el tiempo de inactividad para todas las funciones desde una única fuente segura. De esta forma podrán centrarse en lo que se les da mejor: crear los mejores juegos.

En general, el desarrollo de la tecnología detrás de Project Atlas (aumentar la escalabilidad, permitir más potencia, desbloquear la IA y mejorar la seguridad) nos acercará un paso más al futuro.

¿Qué la hace diferente? Algunas de estas funcionalidades ya existen.

En la actualidad, algunas de estas funcionalidades existen por separado, pero son demasiado complicadas de utilizar y se deben conectar y configurar manualmente a medida que emergen. Esto crea un enorme conjunto de oportunidades.

El coste de oportunidad puede derivar del descubrimiento creativo, la calidad de los juegos y la innovación. Esto es especialmente importante para algunos desarrolladores indie y de pequeño tamaño, en los que el capital humano es limitado. Si se invierte tiempo y esfuerzo en un aspecto del desarrollo, se restará de otro. En la actualidad, los desarrolladores tienen que pasar mucho tiempo para conseguir que los servicios fragmentados funcionen en conjunto. Tienen que pasar tiempo en la configuración manual, integración, registro y codificado. Tiempo y recursos que se podrían haber gastado en la creación de nuevas mecánicas de juego, conceptos, historias o personajes. Estamos resolviendo algunas demandas de gran carga manual mediante la unión de capacidades de la IA en un motor y servicios con nube habilitada a escala. Con una plataforma integrada que proporciona coherencia y un suministro fluido del juego, los creadores tendrán más tiempo, neuronas libres y energía para la creatividad. Esto supone una mayor capacidad de alcanzar el siguiente gran descubrimiento. Los juegos no son solo software. Los creadores deben centrarse en lo más importante: la creatividad, el arte y la diversión.

¿Qué es lo siguiente? ¿Cuándo llegará?

Nos estamos esforzando para dar vida a Project Atlas y vamos a asegurarnos de que quede forjado a fuego. EA alberga a docenas de estudios y equipos de tecnología de primera categoría, con algunas de las mentes técnicas y más creativas del sector. Ellos son nuestro ingrediente secreto. A diario, toda la empresa se esfuerza en concebir, crear, poner a prueba e implementar las herramientas de desarrollo. Nuestros compañeros tienen unas expectativas altísimas y no queremos que se contengan. Sometemos a pruebas de solidez lo que creamos y lo mejoramos.

A medida que trabajamos con más socios externos para mejorar la plataforma, también buscamos que compartan e intercambien información y garanticen que la plataforma que creemos cubre sus necesidades. Como siempre, nuestros jugadores seguirán siendo nuestro referente y queremos que nos comuniquen lo que quieren ver en futuras experiencias de juego.

Esta va a ser una aventura muy emocionante y quiero que os unáis a nosotros. Descubre las actualizaciones frecuentes sobre este proyecto. Y si te gusta crear juegos, ven a trabajar con nosotros y ayúdanos a convertir este futuro en realidad.

Estoy deseando ver qué crearemos juntos.

Noticias relacionadas

El Proyecto Anthem de Irradiant Cosplay

Electronic Arts Inc.
07-dic-2018
Descubre cómo uno de los primeros tráileres de Anthem inspiró a una pareja para recrear la alabarda Comando

Mensaje de Mark Darrah y Matthew Goldman: llega el Lobo Terrible

Electronic Arts Inc.
07-dic-2018
¡Llevamos un tiempo trabajando en un nuevo Dragon Age y estoy encantado de anunciar la existencia de este proyecto!

Juega con Origin Access: Opus Magnum

Electronic Arts Inc.
30-nov-2018
Construye el motor de transmutación perfecto y mejóralo aún más con Origin Access.
Juegos Biblioteca de juegos Noticias Pruebas de juego Estudios Actualizaciones de Origin Access facebook twitter youtube instagram twitch Explorar juegos Últimas noticias Centro de ayuda Foros de EA Acerca de nosotros Trabaja con nosotros United States United Kingdom Australia France Deutschland Italia 日本 Polska Brasil Россия España Ceska Republika Canada (En) Canada (Fr) Danmark Suomi Mexico Nederland Norge Sverige 中国 대한민국 Información legal Actualizaciones del servicio online Acuerdo de usuario Política de privacidad y directiva de cookies (tus derechos de privacidad)